Barahona de las Brujas (Soria)

Presentación

Esta página forma parte del grupo de páginas www.barahona.org.

Pretendemos dar a conocer al mundo los pueblos de los alrededores de Barahona y el propio Barahona.

Aunque no tengaís nada para colaborar, unas líneas en un e-mail son un gran apoyo para los que creamos estas páginas, y siempre son bien recibidas.

Por supuesto, aquí nadie cobra un duro, por lo que hacemos lo que podemos de forma desinteresada en nuestro tiempo libre. Comprende los posibles errores que puedas encontrar y, si tienes un segundo, escríbenos para contárnoslos.

Nuestro buzón está abierto para todos:

Breve descripción (Esther Estévez Contreras y Carlos Yubero)

Este pueblo está situado al Sur de Soria, en Castilla y León (España), a una altitud de 1.065m. en las coordenadas 02º 47’ 34” W, 41º 21’ 51” N.

Se encuentra a orillas del Escalote, un río soriano poco caudaloso en el que antiguamente abundaban los cangrejos que le da nombre. El abastecimiento de agua proviene de la Fuente del Caballero, donde cuenta la leyenda que paró a beber el Cid Campeador en su destierro. El pueblo tiene otras fuentes, como la Fuente Nueva, situada en la plaza, donde corre abundante el agua. El agua se acumula en un gran pilón donde hay algunos peces, la Fuente Vieja, al final del pueblo, donde antiguamente se cogía el agua para el consumo, la Fuente de los Asnos, para uso ganadero y El Cubo, en la zona de huertas.

En la plaza se encuentra la Iglesia de San Miguel, donde están custodiadas las imágenes de la ermita, a salvo de los ladrones. La ermita de San Hipólito se encuentra en las afueras del pueblo, junto al cruce de carreteras. Junto a ésta, encontramos el cementerio. Es una sencilla construcción barroca en la que se aprovechó una portada románica de similar traza que la de la Iglesia. Como aquella, presenta dos arquivoltas lisas de medio punto y una chambrana de bisel. Se desconoce si procede de un edificio anterior que se levantó en el mismo solar o bien fue trasladada desde otro lugar.

Aunque en el pueblo no hay ningún castillo, la colina situada entre el pueblo y el río es llamada así por los lugareños, en la que hay pequeñas cuevas.

En los alrededores del pueblo podemos encontrar dos atalayas: La torre de El Melero y la de El Tiñón, fortificaciones de frontera construidas tras la repoblación llevada a cabo por Alfonso III en la segunda mitad del siglo IX ante la falta de defensas naturales para la seguridad de los territorios.

Se trata de fortificaciones hechas de piedra, estrechas y de varias alturas. En la torre de El Melero hay también lo que parece ser un aljibe adosado a la torre.

Las torres se comunicaban mediante espejos por el día y luces durante la noche, para poder avisar de posibles ataques. Desde las dos atalayas se puede divisar Rello y Berlanga, de tal manera que formaban una línea de vigilancia.

En los alrededores del pueblo hay bonitos parajes como El Molar, La Dehesa, las Terreras, o las zonas cercanas a los molinos, donde se pueden divisar multitud de aves.

La economía del pueblo se basa en el sector primario. La ganadería es principalmente ovina, y la agricultura, cereales de secano, aunque desde hace algunos años también se cultiva el girasol.

Algunas personas tienen pequeños huertos de autoconsumo en los corrales interiores.

En temporada, en El Cubo hay deliciosas moras y endrinas de pacharán.

Hay un teléfono publico en las afueras del pueblo, por el camino del río y la dehesa.

Existe un bar de temporada que se encuentra junto al teléfono público, y que sólo abre en verano.

Existen dos escuelas, la nueva y la vieja, ambas cerradas por falta de alumnos. La escuela nueva la utiliza el doctor como consultorio un día a la semana.

El patrón del pueblo es San Miguel, cuya fiesta es el 29 de Septiembre, pero que ha sido trasladada al 13 de Agosto para celebrar las fiestas del 13 al 15 de Agosto, cuando el pueblo se llena de veraneantes. Los dos primeros días de las fiestas tienen lugar diversos actos sociales y concursos populares; y por la noche el tradicional baile popular. El 15 de agosto, último día de la fiesta, se celebra una merienda popular en La Plaza, a la que asiste todo el pueblo, finalizando con un repertorio de canciones y jotas.

Antiguamente el tres de Enero se celebraba una fiesta derivada de las Navidades. Se llamaba el Domingo del Niño. Cuando todavía en los pueblos había mozos eran ellos los encargados de organizar casi todas las fiestas antes de marcharse. Pedían por las casas y con el dinero recaudado compraban una machorra. Las mozas la asaban en el horno. Todos juntos comían la oveja junto con otros productos: chorizo, tocino, tal vez algún trozo de lomo de la matanza, lo que hubiera. Un mozo era nombrado alcalde por un día y era el encargado de dirigir la fiesta.

La virgen del lugar es la Virgen del Camino, cuya imagen se encuentra en la Iglesia de San Miguel.

La iglesia de San Miguel (ver fotos), se encuentra en medio del pueblo. Se trata de una obra singular con diferentes etapas constructivas.

En primer lugar hay que señalar el ábside en forma de “D”. Posiblemente se trate , en origen, de una atalaya circular musulmana del siglo X. Aproximadamente en el siglo XII se construye sobre ella una iglesia románica. Así se aprovecha su interior como ábside, se levanta una nave algo más baja que la actual y en el lado opuesto se construye una espadaña con dos huecos para campanas.

En el siglo XIV se produce un cambio sustancial en la configuración de la iglesia al añadir una torre almenada en el lado poniente. Aprovechando el muro de la espadaña se añaden otros tres, para así formar una torre defensiva almenada que da a la iglesia el carácter inequívoco de fortaleza. Las almenas de dos de sus lados se han conservado hasta nuestros días aunque algunas se encuentran cegadas.
El lado Norte tiene 5,4 m de margo y presenta tres almenas mientras que el lado Oeste tiene 8,4 m y presenta cuatro. El muro de la espadaña posiblemente nunca las tuvo, puesto que asoma al tejado de la iglesia. En el lado sur se suprimieron para construir un campanario ya en época más moderna.
Posteriormente, en el siglo XVIII, junto con una remodelación general de la iglesia, se hicieron más altos los huecos para las campanas y se construyó la casa del cura que ocupa gran parte de la torre.

El hecho de tener otra fortaleza-atalaya a un km aproximadamente (la Torre el Melero) no contradice sino que, por el contrario, la incrementa. Estaríamos así ante un sistema defensivo-vigilante similar al formado por la atalaya de La Ojaraca y la torre de Los Pilones en la cerna localidad de Caltojar: dos atalayas próximas, una en lo alto de un cerro y otra situada en el valle, una a cada lado del paso natural del río. En el caso de Caltojar sobre el Bordecorex y en el caso de La Riba sobre el Escalote.

La atalaya “Torre el Melero” antes mencionada, ha sido reconstruida por la Junta de Castilla y León, en los primeros meses del 2004 ( ver fotos).

La torre aparece situada sobre un alto escarpado, con fuerte caída por los costados NE-E y frente meridional. Desde ella se vigila el curso del río Escalote y las entradas y salidas de un pequeño cañón que forma el río. Esta atalaya se complementa con las de Torre Tiñón y La Ojaraca, punta de lanza en el control de una zona donde el paisaje resulta mas agreste y por tanto donde la vigilancia se hace muy dificultosa.

Se trata de una torre atalaya que presenta varias singularidades:

Es una de las pocas atalayas que conserva restos de almenaje.
Su puerta elevada NO es una arco de herradura como algún autor ha afirmado, sino un arco adintelado con otro superior de descarga. El hecho de haberse perdido la dovela central (clave), hace que a la vista parezca un arco de herradura. Varios detalles claramente visibles confirman esta hipótesis. En primer lugar, en las dovelas que aún se conservan quedan restos del mortero que las unía a la clave.
Por otra parte la rangua de la puerta (realizada en piedra) se sitúa por encima del arco adintelado y por debajo del de descarga, lo que indica que entre ambos había un paramento actualmente inexistente.
Tiene la torre un añadido de función desconocida. Se trata de una obra circular adosada por el lado de la puerta y que prácticamente llega hasta su altura. Lo curioso es que en el exterior es una obra circular mientras que en el interior posee un hueco rectangular.
La altura es de unos 12 m. y la fábrica puede fecharse en el siglo X. Controla el paso del río Escalote en dirección a las tierras de Berlanga. Seguramente también fue una torre-refugio o un pequeño castillo.

Reportaje de "La Vanguardia" sobre La Riba de Escalote, publicado en septiembre de 2013. Información envidada por Susana.

Fotografías

Puedes ver una colección de fotografías del pueblo pulsando aquí

Grabación en Youtube

Marzo 2013: Una mirada a La Riba a través de sus habitantes; con la típica confusión entre lo que es un pueblo y lo que es un municipio. Confusión que con las nuevas leyes de concentración de municipios durará pocos años, quizá menos que los que durarán sus actuales habitantes.

Acerca de...

Página creada por Jaime Mas con la colaboración de Esther Estévez y Carlos Yubero

Contacto:

Si quieres conocernos mejor, pulsa aquí